Latino News Today
Sin categoría

La otra cara del día de las madres: las mujeres afectadas por el trabajo doméstico y laboral

Día de la madre 2023 (Freepik)

En el marco del Día de las Madres la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) recordó que las mujeres pierden 7.3 horas de tiempo libre al casarse, mientras que los hombres resultan beneficiados, pues ganan 2.9 horas.

Si bien no es necesario estar casada para tener hijos ni viceversa, es una fecha en la que el trabajo de las mujeres en el hogar y la familia sale a relucir. En ese sentido, históricamente las féminas han tenido asignados labores no remunerados, situación esté naturalizada o confinada al amor maternal.

Por lo anterior, la UNAM, a través de la Gaceta, entrevistó a Mónica Amilpas García, docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, quien señaló que el tema debe ser visibilizado, ya que dichos “cuidados maternales” no solo implican la limpieza del hogar, educar a los infantes, comprar alimentos y cocinarlos, llevar la agenda familiar, cuidarlos cuando se enferman, entre otras cosas, sino los roles de género establecidos, en el que las “mujeres tienen como prioridad atender, cuidar y prodigar a la familia”.

Por si fuera poco, muchas de ellas deben aportar económicamente a la familia a través de un trabajo remunerado.

Foto:
Cuartoscuro
Foto:
Cuartoscuro

“En este sentido, uno de los problemas que hay en México es que, por ejemplo, no se cumplen las 8 horas laborales; es decir, se tiene una hora de entrada, pero muy pocas veces una hora de salida. Entonces estamos hablando de que las mujeres aparte de cumplir con las obligaciones de sus empleos, deben de tener tiempo para cumplir con las del hogar”.

Llevar una vida saturada de actividades conduce a que las mujeres tengan problemas en la salud, ya que pierden varias horas libres, mientras que los hombres las ganan, según datos revelados en el estudio “Trabajo no remunerado de los hogares” del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La docente señaló que al tener menos tiempo, sus horas de sueño se reducen a entre 4 y 5 horas diarias, puesto que deben trabajar, atender los asuntos familiares y del hogar. Finalmente, su salud mental se ve afectada al perder horas que podrían destinar en descansar debidamente o simplemente realizar una actividad que les guste.

“Cuando nuestras madres o nuestras abuelas se enferman nadie las cuida. Y todo este desgaste y descuido se verá reflejado en la salud mental de ellas, porque llevan este desgaste de conciliación, de cumplir con su trabajo remunerado, pero también de estar pensando en cómo organizar y gestionar las labores de la casa”, acusó.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Por otro lado, en el aspecto laboral que converge con el de la salud, por lo general las mujeres son las que deben renunciar a sus trabajos cuando un hijo o familiar enferma para poder atenderlo.

“Este hecho se ve reflejado en sus ingresos económicos, pues por no desproteger o descuidar la salud de la familia, muchas tienen que decidir si seguir en sus empleos con prestaciones o buscar otra forma de obtener dinero, lo que las aleja de una pensión y esto las pone en una condición de vulnerabilidad. Por lo que habrá muchas en depresión, cansancio extremo, ansiedad, etcétera”.

Consideró que una manera en que los hombres pueden apoyar a que la situación comience a cambiar es si se involucran en las tareas de cuidados, incluyendo una paternidad responsable, más allá de brindar recursos económicos.

Asimismo, señaló que desde el feminismo se trata de reivindicar a las mujeres trabajadores y visibilizar la situación de las mujeres que se dedican a labores domésticos.

Enlace a la fuente